5 de mayo de 2020 - 11:48 AM

Sacerdote católico que fue el primer caso grave de coronavirus en Perú es dado de alta

Redacción ACI Prensa

El primer paciente hospitalizado por coronavirus en el Perú, el sacerdote de la Diócesis de Lurín, P. Luis Núñez del Prado, ha sido dado alta luego de más de cuarenta días luchando contra el COVID-19.

El sacerdote de 47 años fue internado de emergencia el miércoles 11 de marzo debido a un cuadro de neumonía atípica. Fue tratado en un primer momento en la Clínica Maison de Santé de Chorrillos, en Lima, pero al dar positivo de COVID-19 fue llevado al Hospital Edgardo Rebagliati.

El Jueves Santo, 9 de abril, gracias a la gran mejoría en su estado de salud, se le retiró el respirador artificial, y en menos de veinte días, el P. Núñez salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El sacerdote fue finalmente dado de alta el 4 de mayo.

La presidenta del Seguro Social de Salud (Essalud), Fiorella Molinelli, compartió en su cuenta de Twitter la noticia, e indicó que la historia del P. Núñez quedará “grabado en la memoria de los peruanos”.

“Recibimos su bendición antes de partir a casa y nos llenó de mucha alegría su recuperación”, agregó.

En declaraciones a RPP Noticias, el sacerdote pidió no perder la fe y la esperanza en este momento de crisis, y animó a ser fuertes y valientes, “porque Dios dará esa fortaleza y esa valentía”.

“Como Él venció en la cruz, no se quedó en la muerte sino resucitó, así también el Señor, el Dios de la vida, quiere que nosotros también seamos instrumentos de la vida”, agregó.

El P. Núñez señaló que el poder recuperarse y que le quitarán el respirador artificial el Jueves Santo, día en que se instauró el sacerdocio, es un milagro, “es un regalo, es un signo de Dios, como Dios ama a sus hijos”.

Además, comentó que sintió la misericordia de Dios durante esta experiencia de dolor y sufrimiento, de un Dios que no abandona y que no dejará al pueblo peruano solo, “porque Dios es padre de todos”.

El sacerdote indicó que se quedará en casa por unos días para recuperarse, y que “deja en las manos de Dios” el tiempo adecuado en el que podrá retomar sus labores pastorales, dado que, por el periodo que pasó postrado en cama, necesita someterse a terapias para volver a caminar bien.

Asimismo, agradeció la labor y el esfuerzo del personal de salud, a los que nombró como los “ángeles de hoy”, personas valientes que ayudan a los enfermos “a volver a la vida” y evitar que los contagios continúen.

El P. Núñez animó a no dejarse vencer y mantener las esperanzas en esta batalla, que “la llevamos todos y los médicos en primera línea”.

“Ellos tienen familia, pero se donan totalmente, por eso escuchemos siempre, e intentemos responder a sus consejos”, resaltó.

Finalmente, el sacerdote indicó que siempre reza por todos los médicos y pidió a todos los ciudadanos seguir “adelante con fe y esperanza”.

Según indica el Ministerio de Salud del Perú (MINSA), hasta el 4 de mayo, el país cuenta con más de 47 mil casos de coronavirus confirmados y 1.344 personas fallecidas.

Etiquetas: Perú, sacerdote, Coronavirus, sacerdote enfermo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios