12 de octubre de 2019 11:30 am

Periodista pregunta por qué evangelizar a los indígenas y un obispo le responde

Redacción ACI Prensa

Mons. Rafael Cob García. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
Mons. Rafael Cob García. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Vicario Apostólico de Puyo, en la Amazonía de Ecuador, Mons. Rafael Cob García, defendió el derecho de los pueblos amazónicos de recibir el Evangelio siguiendo el mandato de Cristo: “Id por todo el mundo y proclamad el Evangelio”.

Mons. Cob García realizó esta afirmación este viernes 12 de octubre, día en que se conmemora la llegada de Cristóbal Colón a América, en respuesta a una pregunta planteada en la Sala de Prensa del Vaticano en el marco del Sínodo de la Amazonía.

En la pregunta, realizada por el periodista Lorenzo Milá, de Televisión Española (TVE), planteó por qué es necesario evangelizar a comunidades del Amazonas que tienen sus propias creencias, a veces milenarias, el Vicario Apostólico explicó que “estas comunidades, que pueden tener su espiritualidad específica, necesitan también conocer, según nuestro criterio desde nuestra fe cristiana católica, lo que trajo Dios para nosotros igual que para ellos”.

“Lo mismo que las mayorías tienen la oportunidad de ser evangelizados de una manera tan directa, ese mismo derecho deben tener también las minorías: conocer justamente ese mensaje de salvación que Cristo ha traído no para unos pocos, sino que ha traído para todos”.

“Por eso decía Jesús: He venido para que todos tengan vida, y vida en plenitud. Por eso yo creo que es importante para la Iglesia el mandato misionero de ‘id por todo el mundo y llevad el Evangelio a todos los pueblos’. Y en eso, todavía, como diría Juan Pablo II, estamos casi en el inicio, porque cada vez que vemos, más nos falta”.

Por otra parte, en respuesta a una segunda pregunta, que planteaba qué es más importante: evangelizar a las comunidades del Amazonas o protegerlas de la voracidad de las explotaciones, Mons. Cob García hizo hincapié en que “las dos cosas son importantes”.

“A estos pueblos, a estas comunidades, hay que protegerlas, y hay que acompañarlas, porque, en definitiva, se juegan la vida. La vida es el agua, la vida es la naturaleza, y si estas transnacionales entran sin tener en cuenta a los habitantes que viven en esas tierras, están haciendo un atropello, no están respetando los derechos”.

En ese sentido, insistió en que “la Iglesia acompaña y protege a esas comunidades de la codicia voraz de creer que la Amazonía es una despensa de donde se puede sacar todo lo que uno quiere. Porque la consecuencia es que estos pueblos quedan empobrecidos y no se les respetan sus derechos.

Etiquetas: Vaticano, Amazonía, Sínodo de la Amazonía

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios