18 de octubre de 2019 9:04 pm

Obispos piden arrepentirse a quienes provocan violencia y muerte en México

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.
Imagen referencial. Crédito: Pixabay / Dominio público.

En una semana marcada por tiroteos en distintas partes del país, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó al arrepentimiento y la conversión “a quienes provocan violencia, muerte y sufrimiento”, a la vez que pidió a las autoridades reducir “los desbordados índices de violencia”.

En un comunicado publicado este 18 de octubre, los obispos mexicanos ofrecieron “nuestra oración y expresamos nuestra solidaridad a las personas que resultaron heridas y a las familias de las víctimas” en los diferentes enfrentamientos entre autoridades y grupos delincuenciales en los estados de Sinaloa, Michoacán y Guerrero.

Este 17 de octubre, una patrulla de agentes de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) capturó a Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, en una casa de Culiacán, en el estado mexicano de Sinaloa.

De acuerdo al comunicado oficial de las autoridades mexicanas, la violencia desatada por grupos criminales tras la captura del hijo de “El Chapo” llevó a que lo dejaran en libertad y se detuviera el operativo “con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense”.

Dos días antes, en Tepochica, en el estado de Guerrero, un enfrentamiento entre militares y civiles armados dejó un cabo y 14 presuntos delincuentes fallecidos.

El 14 de octubre, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México, una emboscada a manos de un grupo criminal acabó con la vida de 14 policías.

Los obispos mexicanos señalaron en su comunicado que “estos acontecimientos nos provocan naturalmente temor, enojo y desesperanza. Pero queremos pasar de estos sentimientos espontáneos a la reflexión y a la respuesta colaborativa en la construcción de la paz”.

“Exhortamos a quienes provocan violencia, muerte y sufrimiento a recapacitar, arrepentirse y convertirse”, expresaron.

A las autoridades, por su parte, los obispos les pidieron “realizar un sobre esfuerzo que reduzca los desbordados índices de violencia que sufre gran parte de nuestro pueblo a lo largo del territorio nacional”.

“A todos los creyentes y personas de buena voluntad los invitamos a unirnos para trabajar por la paz, venciendo toda rivalidad, confrontación e intereses particulares”, añadieron.

La CEM indicó que “como Iglesia Católica nos comprometemos a fortalecer y ampliar aún más las acciones pastorales que contribuyen al respeto de la dignidad de toda persona, a fortalecer las familias, la educación para la paz, la justicia social y ayudar a sanar a las personas y comunidades afectadas por la violencia”.

“Invitamos a todos a ser sembradores de paz y esperanza, viviendo la justicia, el respeto, el diálogo, la colaboración y la reconciliación”, añadieron los obispos.

“Oremos todos juntos a Jesús, Príncipe de la Paz y a Nuestra Madre Santísima que nos asistan y fortalezcan en este compromiso”, concluyeron.

Etiquetas: México, violencia, Paz, Obispos de México, Iglesia en México

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios