16 de setiembre de 2021 - 5:50 PM

La enfermedad puede ser un tiempo de esperanza y salvación, afirma Cardenal

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: National Cancer Institute.
Imagen referencial. Crédito: National Cancer Institute.

Con motivo del Día del Enfermo en Chile y en el marco de la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores, el Arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, dijo que la enfermedad es tiempo de aprendizaje, de ejercitación de la esperanza y de salvación.

Durante una Misa celebrada en el Hospital Clínico de la Red UC Christus, el Cardenal rezó por los enfermos y agradeció al personal de salud y sacerdotes que los han asistido en este tiempo.

A pesar de que “vemos la fragilidad del enfermo”, “el enfermo no es una máquina que se avería, sino una persona que entra en crisis, por tanto, el enfermo es sagrado, inviolable, merece nuestra admiración, ayuda y acompañamiento. La enfermedad es tiempo de salvación”, reflexionó el Cardenal Aós en su homilía.

El Cardenal Aós sostuvo que es el enfermo, en medio de las máquinas y las herramientas de protección contra el COVID-19, quien encuentra “el respeto, el cuidado y el amor” del personal de salud, y “nosotros reconocemos todo el trabajo, todo el servicio toda la entrega de los que han cuidado y servido a los enfermos”.

Asimismo, recordó y agradeció a los sacerdotes que se acercaron a los enfermos para llevarles “cariño, todo el amor, toda la fe y a la Iglesia” a través de la Santa Unción, “el sacramento de los enfermos que nos da gracia para luchar contra la enfermedad, para buscar la sanación”.

“La enfermedad es tiempo de aprendizaje y de ejercitación en la esperanza, esperanza no solo de sanar, sino de que fuimos y somos salvados”.

El Cardenal Aós recordó que los enfermos, además de requerir la “mirada técnica” del personal de salud, necesitan “amor que ustedes deben darnos y que todos debemos darnos unos a otros”.

“La Virgen María nos ayude a mirarnos siempre con este amor y acoger la mirada de los enfermos. No es el ‘24A’ o el ‘infartado’, ‘ahí tienes a tu hermano’”, concluyó el Cardenal Aós.

La Eucaristía fue concelebrada por el Obispo Auxiliar de Santiago, Mons. Alberto Lorenzelli; el vice gran canciller de la Universidad Católica, P. Tomás Scherz; capellanes y diáconos permanentes.

En tanto, la Diócesis de San Bernardo invitó a participar de la campaña “Un Ave María por un enfermo”, para que todas las personas dediquen la oración mariana desde cualquier lugar donde se encuentren.

Desde el norte del país, el Obispo de Arica, Mons. Moisés Atisha, presidió una Misa en la catedral con los voluntarios de la Unidad Católica de Acompañamiento Espiritual (VOCAE) del Hospital Regional de Arica Dr. Juan Noé.

En la VOCAE participan 22 voluntarios que, con el apoyo diocesano, acompañan a los enfermos en el espíritu y la donación de implementos de aseo.

Etiquetas: Chile, Enfermedad, Iglesia en Chile, Médicos, Pastoral de la Salud, Día Nacional del Enfermo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios