21 de mayo de 2020 2:27 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 21 de mayo de 2020 4:29 pm

Investigan acusaciones contra sacerdotes lefebvristas por abusos sexuales en EEUU

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: James LW / Unsplash
Imagen referencial. Crédito: James LW / Unsplash

Las autoridades en el estado de Kansas (Estados Unidos) investigan diversas acusaciones de abusos sexuales que habrían sido cometidos por sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX – lefebvristas).

El Kansas Bureau of Investigation (KBI) confirmó a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, que está investigando diversas acusaciones contra los lefebvristas, como parte de una investigación más amplia sobre abusos sexuales en las cuatro diócesis católicas de Kansas.

Cabe recordar que los lefebvristas no están bajo la autoridad de ninguna de las cuatro diócesis debido a que no están en plena comunión con la Iglesia Católica.

La FSSPX fue fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre en 1970, como respuesta a lo que describió como errores que se habían infiltrado en la Iglesia después del Concilio Vaticano II. Sus relaciones con la Santa Sede se tornaron particularmente tensas en 1988 cuando el arzobispo Lefebvre y el obispo Antonio de Castro Mayer consagraron a cuatro obispos sin la autorización del Papa San Juan Pablo II.

Las consagraciones episcopales ilícitas resultaron en la excomunión de los obispos involucrados. Las excomuniones de los obispos sobrevivientes fueron levantadas en 2009 por Benedicto XVI, y desde entonces las negociaciones "para redescubrir la plena comunión con la Iglesia" han continuado.

Hubo algunos indicios en los últimos años que auguraban la regularización de la sociedad sacerdotal, que cuenta con unos 600 sacerdotes, aunque eso aún no ha sucedido.

En septiembre de 2015, el Papa Francisco anunció que los fieles podrían recibir la absolución válida y lícitamente de los sacerdotes de la FSSPX durante el Año Jubilar de la Misericordia. Esta posibilidad fue ampliada indefinidamente en 2016.

Asimismo, en marzo de 2017 el Papa autorizó a los obispos para que permitan que los sacerdotes de la FSSPX celebren lícita y válidamente los matrimonios de fieles que siguen la actividad pastoral de los lefebvristas.

Las acusaciones contra sacerdotes lefebvristas surgieron de personas involucradas con la comunidad de la FSSPX en ST. Mary’s, que incluye una escuela.

Sobre los abusos en las diócesis de Kansas, una vocera del KBI explicó que recibieron 186 acusaciones y se abrieron 112 investigaciones, pero no se precisó cuántas de estas se relacionan con los lefebvristas.

En declaraciones a CNA, Jassy Jacas comentó que su familia ha estado vinculada a la FSSPX desde que ella tenía ocho años y que asistió a la escuela y College St. Mary’s. También era voluntaria en la comunidad.

Jacas explicó que durante los años 2013 y 2014 conversó con el P. Pierre Duverger sobre el abuso sexual que ella sufrió cuando era niña, por parte de un miembro de su familia. Se encontró con el sacerdote cuando ella tenía 22 años.

Jacas relató a CNA que el P. Duverger le hizo preguntas sexualmente explícitas que la hicieron sentir incómoda y él le habría escrito por correo pidiéndole detalles del abuso, además de pedirle que le cuente sus pensamientos y tentaciones sexuales. Le solicitó asimismo que le enviara mensajes de texto o lo llamara “especialmente en momentos de tentación”. “Quiero ayudarte a comprender el pecado”, le habría dicho el sacerdote.

En algún momento el P. Duverger le dijo a Jassy que iba a visitar a su madre a Francia y ya no respondió a los intentos de contactarlo.

Jacas dijo a CNA que a principios de 2018 se encontró con un terapeuta católico que dijo saber del P. Duverger, y la mujer se puso en contacto con otra supuesta víctima del sacerdote, a quien este le habría pedido realizar un acto sexual mientras él miraba por Facetime.

Jacas envió entonces un reporte documentando sus preocupaciones a la FSSPX y se contactó con el P. Gerald Beck, asistente del superior del distrito lefebvrista de Estados Unidos. La mujer dijo que se encontró con el sacerdote en abril de 2018.

Jassy Jacas indicó que durante la reunión se le dijo que el P. Duverger ya tenía algunas restricciones debido a otra situación de “imprudencia” con una mujer y que era probable que se abriera una investigación. Según Jacas, el P. Beck le dijo que hablaría sobre su caso con otros dos sacerdotes de la FSSPX.

Tras esperar una respuesta durante semanas, Jacas se contactó nuevamente con el P. Beck quien le volvió a asegurar que tomó en serio sus acusaciones y que el P. Duverger “tenía poco contacto con sus fieles” y no estaba bien de salud.

Sin embargo, Jassy Jacas contó que en noviembre de 2019 supo que el P. Duverger trabajaba como director de la St. Thomas More Academy en Sanford, Florida, y que había presidido una procesión en St. Mary’s en Kansas.

Jacas también se encontró en diciembre con el superior del distrito de Estados Unidos, P. Jürgen Wegner, y le compartió sus preocupaciones sobre el P. Duverger. Ella le dijo que no había investigación del caso y que solo se habían establecido algunas “restricciones apostólicas” como no oír confesiones o no dar dirección espiritual a mujeres. El P. Wegner le dijo entonces que viajaría a Florida para ver si se podía hacer algo en la escuela para proteger a los niños.

Luego de la reunión, Jacas vio un volante en la capilla de la FSSPX en Saint Mary’s, referido a una peregrinación a Francia liderada por el P. Duverger. “Me di cuenta que las restricciones no eran tan severas como el P. Wegner me hizo creer que eran”, dijo la mujer a CNA, que además le tomó una foto al volante y la envió al P. Wegner.

Jacas también vio fotos en Facebook del P. Duverger en campamentos para niños. Se contactó con algunos amigos en Florida quienes le dijeron que el P. Duverger trabajaba con un personal solo de mujeres y que en la escuela tenía contacto con los niños, jugaba con ellos en los recesos, hacía caminatas y recibía a los pequeños en su oficina.

En enero de 2020, Jacas le escribió al P. Davide Pagliarani, superior general de la FSSPX, adjuntando sus intercambios de correos electrónicos con sacerdotes lefebvristas, diciéndole además que no había investigación sobre el P. Duverger. Jassy dijo que el secretario del P. Pagliarini le indicó que el superior general “entendía su dolor, sin embargo, la decisión es aún del P. Wegner”.

Sin embargo, Jacas señaló que el P. Wegner le dijo que no tenía potestad de retirar al P. Duverger de su puesto, y entonces la mujer le dijo que haría pública su historia.

El 19 de enero Jacas publicó su historia en Facebook. Contó que el personal de comunicaciones de la FSSPX se contactó con ella y su familia antes de la publicación, manifestando su empatía por la situación pero intentando disuadirla.

Tras la publicación, Jacas dijo que se enteró de otras supuestas víctimas en “distintas situaciones y en todos los estados”. También supo de la investigación del KBI y se contactó con algunos de sus agentes. El 1 de mayo le dijeron que unos seis agentes estaban haciendo la investigación en Kansas.

Hasta este 21 de mayo, el P. Duverger sigue apareciendo como parte de los sacerdotes que trabajan en la St. Thomas More Academy.

El sitio web Church Militant también informó de algunas acusaciones de abusos sexuales en la FSSPX en Estados Unidos. Algunas ya habían sido reportadas por la Fidelity Magazine en la década de 1990, o en otras publicaciones.

Church Militant indicó que conversó con el P. John Rizzo, exmiembro de la FSSPX, Theresa Gonzalez y Kyle White, quienes denunciaron algunos abusos sexuales que habrían sido cometidos por sacerdotes lefebvristas. El sitio web también señaló que algunos sacerdotes de la FSSPX han dañado matrimonios y familias mediante conductas manipuladoras.

El 17 de mayo, el diario Kansas City Star informó que la FSSPX estaba en el proceso de proporcionar documentación requerida para la investigación de los presuntos abusos.

Un comunicado de los lefebvristas en Estados Unidos en respuesta a Church Militant, con fecha 28 de abril, señaló que la FSSPX “está comprometida con la transparencia” y que “la justicia se dispensa imparcialmente y de acuerdo a las reglas de la ley, no después de un ‘juicio mediático’ que investiga exclusivamente cargos y destila su información con el objetivo de dividir o destruir, y multiplicando insinuaciones falsas o maliciosas”.

Las publicaciones de Church Militant, prosigue el texto de los lefebvristas, “mezclan hechos reales con acusaciones falsas o increíbles de manera aberrante”, agregando que ya tiene en marcha “un plan de protección” para las víctimas de abusos.

“La sociedad lamenta profundamente que algunos de sus miembros hayan realizado serias inconductas y, en el peor de los casos, conductas criminales o delictivas”, agrega el comunicado indicando que la FSSPX puede usar varias herramientas punitivas a través de procedimientos canónicos que podrían llevar a la suspensión o laicización, “si es necesario”.

“En los casos más graves, que pueden constituir delitos, (la FSSP) colabora con las autoridades civiles, ya sea advirtiéndoles o compartiendo los elementos que están en su poder”, prosigue.

Los lefebvristas afirman que han “experimentado varios casos de acusaciones falsas por parte de personas desequilibradas o egoístas”.

Ya que la FSSPX no está en plena comunión con la Iglesia Católica, su gobierno no está supervisado por los obispos diocesanos, los dicasterios del Vaticano ni otras autoridades eclesiales fuera de su propia estructura jerárquica.

El grupo ha anunciado la formación de un grupo revisor que incluirá “una pareja de esposos, un abogado civil, un médico y un sacerdote canonista”. No se han dado más detalles aún.

Al cierre de esta edición, la FSSPX aún no responde al pedido de una declaración solicitada por CNA. Por su parte, la Arquidiócesis de Kansas-City, donde está la comunidad lefebvrista de St. Mary’s, prefirió no hacer comentarios.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, Lefebvristas, Abusos sexuales, Fraternidad San Pío X, Kansas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios