15 de febrero de 2022 - 9:30 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 15 de febrero de 2022 12:14 pm

Iban a matar a joven de 15 años, pero este sacerdote se ofreció a morir en su lugar

POR BLANCA RUIZ | ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Pixabay.
Imagen referencial. Crédito: Pixabay.

El próximo 26 de febrero tendrá lugar en la Catedral de la Archidiócesis de Granada (España) la beatificación de 16 mártires de la persecución religiosa del siglo XX que tuvo lugar principalmente durante los años de la Guerra Civil española (1936-1939). 

El lema de la beatificación es “Tu Gracia vale más que la vida”. El grupo de mártires está compuesto por 14 sacerdotes, un seminarista y un laico. Uno de estos sacerdotes fue el P. José Becerra. 

Durante la persecución religiosa del siglo XX, que fue especialmente cruenta en los años de la Guerra Civil española (1936-1939), se devastaron muchas iglesias y parroquias en España. También en la localidad de Alhama, Granada (España) en donde era párroco el P. José Becerra, que entonces tenía 61 años. 

En el verano de 1936, cuando comenzó la Guerra Civil, el P. Becerra fue apresado. Días más tarde también capturaron a un joven de 15 años, se llamaba Eduardo Raya, que había sido detenido por los milicianos republicanos mientras se dirigía a Alhama para hacerse con provisiones que debía llevar al cortijo familiar. 

El joven fue interrogado y metido en la cárcel, a pocos metros donde se encontraba este sacerdote.

Según informan desde la Archidiócesis de Granada, “al amanecer del día siguiente, abrieron la puerta del habitáculo en el que se encontraba este joven. Aquella era la señal de que iban a darle “el paseo”, una fórmula empleada para disimular que el preso iba a ser asesinado”.

El joven Eduardo Raya recordó emocionado lo que  aquel sacerdote desconocido dijo a los milicianos: “No os llevéis a ese muchacho, que es muy joven todavía. Llevadme a mí, que ya soy un viejo”. 

El P. José Becerra se ofreció a intercambiar su vida por la de aquel joven.

Los captores aceptaron la proposición del P. Becerra “pero, queriendo burlarse de él, se lo llevaron a la ciudad de Málaga, más concretamente, al convento de La Merced que ya había sido saqueado e incendiado unos años antes”, recuerdan desde la Archidiócesis de Granada.

Además, ya en Málaga condujeron al sacerdote a un burdel para ponerlo a prueba y que rompiera su celibato sacerdotal. Pero el P. Becerra se mantuvo fiel. 

Después pusieron frente a él una cruz en el suelo para que la pisara, prometiéndole la libertad si lo hacía. El P. José Becerra se negó y pronunció una jaculatoria en vez de una blasfemia.

Cuando terminó esta prueba, los milicianos le pusieron una soga al cuello y fue arrastrado hasta uno de los muelles del puerto de Málaga. Allí fue arrojado al mar y sus restos permanecen desaparecidos desde entonces. 

Etiquetas: Guerra Civil Española, mártires españoles, sacerdote mártir, mártir

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios