15 de octubre de 2021 - 8:50 PM

¿Hasta cuándo se ofenderá en Argentina a los cristianos?, cuestionan

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Respeto Religioso, red que trabaja por la paz y la amistad social en Argentina, criticó que haya libertad de expresión para agraviar la fe pero “no para señalar el agravio".

En una publicación realizada este 15 de octubre, Respeto Religioso cuestionó: “¿Hasta cuándo se ofenderá en la Argentina a los cristianos?”.

La pregunta surge a raíz de los ataques contra la fe cristiana cometidos en Argentina recientemente, como la adaptación de la obra Theodora de Haendel, que se presentó en el Teatro Colón, en Buenos Aires; o de la polémica muestra artística en el Centro Cultural Recoleta, también en la capital del país.

Entre otros ataques a la fe se cuentan las pintadas en la fachada de la Catedral de La Plata, en el marco de la manifestación contra el llamado “gatillo fácil”, y la profanación Eucarística a la Catedral San Marón, de la Eparquía Maronita.

La indignación contra la obra Theodora fue amplia. Se manifestó un sacerdote que presenció la obra Theodora, el P. Eduardo Pérez, así como la Conferencia Episcopal Argentina.

También se pronunciaron la Corporación de Abogados Católicos y la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), entre otros.

Ante las críticas, un grupo de intelectuales difundió una carta el 13 de octubre justificando las ofensas contra los cristianos.

Expresaron que compartirían el repudio si la obra Theodora se hubiese realizado en un “sitio religioso consagrado por alguna fe”. Sin embargo, “hace mucho tiempo las sociedades plurales y democráticas reconocen el derecho de los artistas a utilizar la blasfemia como parte de sus obras fuera de esos ámbitos”.

“Hoy, objetar esa libertad es lisa y llanamente un acto de censura”, aseguraron.

Respeto Religioso aseguró por su parte que “señalar el dolor e indignación que nos producen estos actos no es censura: es ejercicio de nuestra propia libertad de expresión”.

“¿Por qué hay libertad de expresión para agraviar al sentimiento religioso, pero no para señalar el agravio?”, cuestionó.

“Comprendemos y valoramos la libertad artística. Más allá de la molestia y pena que a cualquiera le causa sentirse burlado y agraviado, en principio poco podríamos decir si estos hechos hubiesen ocurrido en un ámbito privado, costeados por quienes sin respeto por el otro ni buen gusto eligen agraviar a los creyentes deformando una obra de arte bella, que precisamente exalta el valor de la fe”, señaló la red.

Sin embargo, advirtió, lo que “resulta intolerable no es ese ejercicio poco feliz de la libertad de expresión, sino que los agravios ocurran en lugares que son de todos y pagados por nuestros impuestos”.

Respeto Religioso insistió en que “no queremos censurar a nadie. Nuestra crítica no se dirige a los artistas, cuyo dudoso gusto ciertamente no compartimos”.

Por el contrario, señaló, la crítica “se dirige a los funcionarios que dedican fondos públicos escasos a agraviar a los creyentes y además lo hacen de mala fe, porque los espectadores asistieron engañados a ver una obra que resultó mutilada y alterada para introducir textos abiertamente ofensivos a la fe católica”.

Además, precisó que “no sería distinto si los sentimientos ultrajados hubieran sido los de otra confesión religiosa: se trata de un uso absolutamente inaceptable de fondos públicos en un Estado de Derecho y en una sociedad que, precisamente porque es plural, debe respetar celosamente a los demás”.

Etiquetas: Argentina, Libertad religiosa, Buenos Aires, blasfemia, arte sacrílego

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios