14 de octubre de 2019 8:29 pm

Cerca de 2 millones de fieles se reúnen en tradicional procesión en Brasil

Redacción ACI Prensa

Multitud de fieles en torno a la imagen de Nuestra Señora, durante el Círio 2019 / Foto: Facebook Círio de Nazaré
Multitud de fieles en torno a la imagen de Nuestra Señora, durante el Círio 2019 / Foto: Facebook Círio de Nazaré

En su 227 edición, el “Círio de Nazaré” reunió el 13 de octubre a cerca de dos millones de fieles en las calles de Belém (Brasil), en una de las mayores manifestaciones católicas del mundo, una procesión de cuatro horas y media con un recorrido de 3,7 kilómetros, entre la Catedral Metropolitana a la Basílica de Nuestra Señora de Nazaret.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Momentos da chegada da Imagem na Praça Santuário. Feliz Círio! 📸 Matheus Freire

Una publicación compartida de Círio De Nazaré (@ciriooficial) el

El Círio es celebrado el segundo domingo de octubre en honor a Nuestra Señora de Nazaret, patrona del estado de Pará (Brasil) y llamada también “Reina de la Amazonía”. Este año tiene como tema “María, Madre de Iglesia”.

Antes del inicio de la procesión, a las 5:30 a.m., el Nuncio Apostólico de Brasil, Mons. Giovanni D’Aniello, presidió una Misa invitado por el Arzobispo de Belém, Mons. Alberto Taveira, quién no pudo participar este año, pues está en Roma participando del Sínodo de la Amazonía que se realizará hasta el 27 de octubre.

En su homilía, Mons, Giovanni D’Aniello resaltó que el Círio “es un momento de gracia”, en el que los fieles experimentan “la presencia de Dios a través de su Madre” y también “nos permite vivir juntos, caminar juntos, estar juntos alrededor de quién es más importante en nuestra vida, que es Cristo”.

“María camina con nosotros, quiere compartir las alegrías, los sufrimientos, las esperanzas”, afirmó el Nuncio, agregando que Nuestra Señora “es la Madre del amor, es la Madre de todos los que quieren amar a Dios a pesar de todos los límites, de todas las dificultades”.

En ese sentido, señaló que “cada uno de nosotros, aquí presentes, quiere manifestar ese amor que tenemos por María y, en ella y a través de ella, el amor que tenemos por Dios”.

“Y, sabemos bien, no solo una peregrinación es suficiente, sino que esta peregrinación tiene que ser todos los días. Tenemos que ejercitar nuestro amor todos los días, porque Dios quiere que nosotros demos de vuelta ese amor que Él tiene para nosotros”, explicó.

Así, continuó el Nuncio, “hoy, en esta procesión que comenzamos, debemos asegurarle a Dios que nuestras vidas se parecerán lo más posible a la vida de María, en simplicidad, humildad y oración. Queremos amar a Dios y amar a Dios en nuestro prójimo, sobre todo en aquellas personas que más nos necesitan.”

Inmediatamente después de la Misa, comenzó la procesión y los fieles siguieron a la Berlinda con la imagen de Nuestra Señora de Nazaret, que es tirada por una cuerda de 400 metros disputada por los devotos que buscan pagar sus promesas, para agradecer y rendir homenaje a la Virgen.

Muchos devotos para agradecer por las gracias alcanzadas, llevan sobre la cabeza objetos que representan tal gracia, como una casa, libros. Otros, a su vez, hicieron todo el viaje de rodillas, con el apoyo de familiares, amigos y voluntarios.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en Acidigital

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Momentos de Fé! 📸 Layse Santos #Círio2019

Una publicación compartida de Círio De Nazaré (@ciriooficial) el

Etiquetas: Brasil, procesión, Virgen

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios